lunes, 14 de abril de 2014

Cocina internacional. Francia. Ternera bourguignon

La cocina francesa está considerada como una de las más importantes del mundo, debido a la diversidad cultural regional, a la variedad de materias primas que utiliza y por su refinamiento. Sus técnicas son utilizadas en la gran mayoría de la cocina occidental y sus chefs son de reputación internacional.
Está incluida, junto con la gastronomía de México, en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, desde el 16 de noviembre de 2010.
La predilección del consumidor francés por los productos de la tierra ha favorecido un renacimiento de la cocina regional y sus productos, mientras que el movimiento ecogastronómico llamado slow food gana en adeptos día a día.
Además de las cinco grandes zonas regionales cada una con su propia influencia y sus propias características, la del noroeste que utiliza la mantequilla, la crème fraîche y la manzana, la del suroeste que usa el aceite, el foie gras, las setas y el armañac, la del sureste con influencia italiana y en la que abundan las aceitunas, las finas hierbas y el tomate, la cocina del norte que está caracterizada por influencias belgas y se sirve de la patata, de la carne de cerdo, de judías y de la cerveza y por último, la del este, con influencias alemanas y que utiliza el tocino, las salchichas, la cerveza y el sauerkraut, existen otras cocinas locales como la del valle de Loira, famosa por sus pescados al vino blanco, la vasca, caracterizada por el abundante uso del tomate y el pimiento de Espelette, la de Rosellón, cercana a la cocina catalana, o la cocina del centro con caza, pâté de Pâcques, patatas o sus vinos y  pescados de agua dulce.
Fuera de Francia la cocina francesa se identifica como haute cuisine (alta cocina) propia de restautantes elegantes y a un precio elevado. Pero existen también otros productos más cercanos al consumidor de a pie como la baguette, el paté, los vinos franceses y un amplio surtido de quesos.

Yo hoy os traigo un plato que hice en casa hace unos días adaptando una receta de Bruno Oteiza y que la verdad es que quedó sensacional, ternera bourguignon.

Ingredientes:
Y así de delicioso queda...
  • 400 gr de ternera para guisar
  • 75 gr de bacon
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gr de champiñones
  • 1 zanahoria
  • 6 cebollitas francesas
  • 1 cucharadita de tomate
  • 1y 1/2 cucharadas de harina
  • 1/2 l  de vino de Borgoña
  • mantequilla
  • sal
  • pimienta
  • 1 ramita de tomillo 
Elaboración: empezamos por poner a macerar la carne la víspera en el vino que previamente habremos calentado, reducido y dejado a temperatura ambiente, con el puerro picadito y un poco de romero y tomillo.

Y ya cuando vayamos a cocinarlo fundimos un trozo de mantequilla en una cazuela y doramos la carne bien escurrida y seca. Echamos las verduras de la marinada, otro trocito de mantequilla y dos cucharadas de harina. Mezclamos todo bien y lo cocínamos un par de minutos.
Añadimos la marinada, un poco más de agua, salpimentamos y agregamos la cucharada de tomate. Dejamos que se cocine  a fuego medio durante 1 hora.
Mientras tanto troceamos los champiñones y la tocineta y salteamos todo en un sartén con mantequilla. Salpimientamos.
Troceamos las cebolletas y las zanahorias y los salteamos en otrasartén.
Mezclamos ambos salteados con la carne, rehogamos bien y terminamos echando con un poco de perejil picado.

domingo, 13 de abril de 2014

Cocina internacional. Marruecos. Cuscús de cordero

La cocina marroquí tiene una gran riqueza y es muy variada debido principalmente a la relación que ha tenido Marruecos con otras culturas. Tiene además de sus platos típicos, una mezcla procedente de los  bereberes, moriscos, Oriente Medio, mediterráneo y Africa, siendo la única del magreb que no tiene influencia turca.
Es muy sencilla de preparar como todas las cocinas populares, muy familiar, elaborada de forma casera por las mujeres y cuyas recetas pasan de madres a hijas tradicionalmente y de manera verbal.
Su rasgo más típico es el uso de lo dulce y lo salado y se basa principalmente en cuatro platos: el cuscús, a base de sémola de trigo, la bastela, que es un hojaldre fino de carne de ave con cebolla y almendras, el mechui de cordero a la brasa y el djej mcharmel, con carne de pollo marinada, limones encurtidos y aceitunas.
Abundan las verduras como la berenjena, los ajos pequeños y rosados, las ensaladas de verduras cocidas, o con hojas de lechuga frescas y aliñadas. Entre las frutas destacan los limones, los dátiles y las aceitunas.
Se usa el aceite de oliva y en algunas zonas sobre todo del sur, el aceite extraído de las nueces del argán .
Entre las carnes más populares se encuentra el cordero y las aves de corral, sobre todo el pollo y la gallina y en las zonas costeras también el pescado y los mariscos cocidos o fritos.
La marroquí es una cocina muy especiada.

Hoy yo he hecho una receta de cuscús de cordero. Era la primera vez que la hacía y la verdad es que me ha sorprendido muy gratamente...A ver que opinais...

Ingredientes:
Y éste ha sido el resultado...
  • 200 g de cuscús
  • 40 g de cordero 
  • 1/2 pimiento morrón rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 25 g de pasas sultanas
  • 20 g de mantequilla
  • 1 vaso de vino blanco
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • cilantro
  • menta
  • comino
Elaboración: Lo primero que tenemos que hacer es trocear el cordero, sazonarlo y dorarlo en una sartén con un poco de aceite. Reservamos.

Picamos finamente el puerro, laminamos el ajo y cortamos la zanahoria en tiras gorditas y lo ponemos todo a pochar en una cazuela amplia con un poco de aceite.
Troceamos los pimientos rojo y verde y los añadimos a las verduras.  Ahora echamos las pasas, el comino, la menta y el cilantro muy picados. 
Añadimos el cordero y echamos también la grasa que ha soltado al dorarlo. 
Vertemos el vino blanco y agua hasta que cubra y tapamos dejádolo cocinar a fuego medio durante 30 ó 40 minutos. Hay que tener en cuenta que el tiempo dependerá de como hayamos troceado el cordero.

Cuando nos queden unos 10 m. haremos el cuscús poniendo agua a hervir con un poco de sal y una pizca de mantequilla y lo echaremos en un bol donde habremos puesto antes el cuscús. La cantidad para orientarte es de media medida de agua más por cada medida de cuscús. Dejamos reposar 5 m. y listo.

Serviremos el cordero sobre una cama hecha con la mayoría de las verduras y echaremos por encima el resto y las pasas. Podemos poner el cuscús en moldes como solemos hacer con el arroz o dejarlo en el bol para que cada cual se sirva lo que quiera.

Valora esta receta

domingo, 12 de enero de 2014

Cocina regional. Aragón

La cocina aragonesa está basada principalmente en sus propios y variados productos de la huerta y su ganado. Mi hermana estuvo viviendo dos años en Zaragoza y compartió piso entre otras con una chica de Teruel, que me prestó algunas de las recetas que iba aprendiendo de su madre y de su abuela. Hoy vamos a hacer un menú con una verdura de primero y carne de segundo en las que está presente el delicioso jamón de Teruel, que sinceramente es uno de los mejores que he comido nunca. Un verdadero placer para el paladar que no perdía ocasión de degustar en La Casa de Teruel cada vez que iba de visita. Y de postre un bizcocho. Como siempre, un pequeño homenaje a esas  personas que a lo largo de los años me han ido enriqueciendo como cocinera...

Borraja con jamón:
  • 2 kg. de borrajas
  • 1/2 kg. de patatas
  • 200 gr. de jamón
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina
  • aceite virgen extra
  • 1 cucharada de pimentón (opcional)
  • sal
  • agua 
Para empezar limpiamos la borraja muy bien quitando los hilos del tallo con un cuchillo. Es algo pesado hacerlo, pero si no lo hacemos con cuidado y bien, echaremos a perder el plato, así que merece la pena dedicarle un ratito. Una vez limpias, córtalas en trozos y ponlas a remojo en agua.
Mientras pelamos las patatas y las troceámos también poniéndolas en la olla rápida con un poquito de agua y las borrajas encima dentro del cestillo para hacerlas al vapor. Cocínalas según el tiempo que marque tu olla, no serán más de 4 ó 5 minutos.Una vez echas, reservamos el caldito.
Y mientras tanto ponemos un poco de aceite para freir los ajos que habremos fileteado antes y añadimos el jamón troceado. Echamos una cucharadita pequeña de harina y rehogamos. Echamos el caldo de las borrajas. Procura que no te quede muy espeso, si ves que espesa demasiado echa un poco más de caldo.
Incorporamos la borraja y las patatas y cocínamos a fuego lento unos 2 minutos. Yo ahora suelo espolvorear todo con pimentón, pero, eso ya lo dejo a tu gusto. Que aproveche!!

Pollo al chilindrón: 
  • 1 pollo troceado
  • 200 gr. de jamón hecho tacos 
  • 1 Kg. de tomates maduros pelados y sin pepitas 
  • 1 cebolla  
  • 2 pimientos verdes
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva 
  • 1 vasito de vino blanco
  • pimienta 
  • pimentón (dulce o picante al gusto)
  • sal
Lo primero que haremos será quitarle la piel al pollo, lo salpimentaremos y sofreiremos en una cazuela con el jamón picado. Después picaremos la cebolla y el ajo y trocearrmos el tomate y los pimientos (sin pepitas). Hacemos una sofrito con todo rehogándolo en una sartén aparte, echamos el pimentón y removeremos bien durante unos cinco minutos. A continuación lo echaremos a la cazuela donde tenemos el pollo con el jamón. Lo ponemos a fuego lento y revolveremos de vez en cuando para que no se pegue. Dejaremos que se cocine así una media hora aproximadamente, según el tamaño de los trozos de pollo. Cuando lleve 20 m. echaremos el vino blanco y dejamos que se termine de hacer.
Podemos acompañarlo de unas patatas fritas o una ensalada verde.

Bizcocho de Calatayud:
  • 200 gr de harina 
  • 2 cucharadas de levadura 
  • 3 cucharadas de azúcar fino 
  • 125 gr de azúcar molido 
  • 6 huevos 
  • aceite
Empezamos batiendo las yemas con el azúcar molido hasta que se forme una masa esponjosa. Luego batimos las claras a punto de nieve. Mezclamos la levadura con la harina. En un recipiente hondo, ponemos todo y añadimos el azúcar fino. Con la ayuda de una manga pastelera, ponemos la masa en papeles de barba para pastelería, previamente untados de aceite. Colocamos todo en una bandeja de horno a temperatura suave y dejamos que se hagan durante 20 minutos.


Valora esta entrada

Carne con tomate

Este plato suelo hacerlo generalmente para después de una buenísma sopa de cocido. Ya he dejado por ahí la receta. Así que ahora, para completar el menú, voy a dejar la de la carne con tomate. Yo suelo hacerla con aguja de ternera, pero también sale muy bien con morcillo o con cualquiera que sea para cocer o guisar. Venga, vamos a ello...

Ingredientes para la carne con tomate:
  • 300 gr de carne para guisar de aguja o morcillo (para dos personas)
  • pimiento rojo.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1/4 vaso  de vino blanco
  • aceite de oliva 
  • 1/2 vaso de tomate natural triturado.
  • sal
  • pimienta

Elaboración de la carne con tomate: ponemos en una sartén el aceite al fuego y cuando esté caliente echamos la carne y rehogamos a fuego más suave durante unos 10 minutos, vigilando que no se queme. Añadimos las cebollas, el pimiento y los ajos finamente picados y rehogamos otros diez minutos.
Pasado este tiempo añadimos el tomate, el laurel, el vino, medio vaso de agua y se deja hervir a fuego lento durante unos 40 minutos más o menos, con la cazuela tapada pero vigilando que no se consuma el agua y añadiendo más si fuera necesario. Recuerda que si vas a echar más tiene que ser caliente para no cortar el hervor del guiso.
Cuando veamos que la carne ya estás tierna, salpimentamos y dejamos que se haga 5 minutitos más.

Y ya está, yo he hecho unas patatas asadas en el microondas para acompañar. Si nunca las habéis hecho así es bien fácil. Elegimos una o dos patatas por personas lo más iguales posibles y las limpiamos muy bien porque las haremos con la piel. Las pinchamos para que no exploten y las ponemos en un plato apto para el micro. Ponemos unos 5 minutos al máximo y cuando pase el tiempo las sacamos para comprobar como van. Así ya podremos calcular si tenemos que bajar la potencia y cuanto tiempo más meterlas. En mi microondas por ejemplo son unos 10 minutos a temperatura máxima.


Valora esta entrada

sábado, 11 de enero de 2014

La diferentes maneras de cocinar los alimentos

A la hora de cocinar es importante saber que cada alimento responde de manera diferente según que técnica usemos, por eso es bueno conocerlas todas. Así que vamos a ver cuales son:
  • Cocción en agua: esta técnica consiste obviamente en cocer el alimento en agua.  Hay que tener en cuenta que si el agua está fría, al meter los alimentos se pierden por difusión los carbohidratos, vitaminas hidrosolubles y sales minerales, quedando más o menos un 35% aproximadamente en el agua. Por eso, para preparar un caldo sabroso debemos poner la carne cuando el agua todavía esté fría, de esta manera las pérdidas por difusión son mayores y es el líquido quien se las apropia. Si queremos que el sabor se acentúe en la carne, la meteremos cuando el agua esté hirviendo ya. Los cereales, legumbres, pastas y alimentos ricos en nitratos pierden menos nutrientes que los alimentos ricos en agua como verduras y carnes, por eso hay que cocerlas en abundante agua.
  • Cocción al vapor: es un tipo muy sano de cocción porque al no llevar aceite, carece de grasa. También elimina menos nutrientes que la anterior dejando a los alimentos más nutritivos. Minerales, vitaminas, aroma y nitratos, son mejor conservados cuando son cocinados por este método, que consiste en hervir el agua y mediante al vapor que ésta genera realizar la cocción.
  • Estofado: esta es otra de las técnicas culinarias que conserva mucho los nutrientes de los alimentos que se implican. El alimento es cocido en su propio jugo, lo que genera la concentración de minerales.
  • Microondas: este aparato no falta en ninguna cocina bien equipada, aunque el horno tradicional sigue siendo el número uno. Con él podemos descongelar alimentos rápidamente, recalentar platos ya cocinados y  logra cocer rápidamente las verduras y el pescado sin grasas.
  • Fritura: consiste en sumergir un alimento en un baño de aceite a 180º C quedando éste seco, crujiente y dorado. Estos alimentos son muy ricos en grasas y su valor energético se duplica. Para conseguir una buena fritura es importante tener en cuenta que el aceite debe resistir altas temperaturas, los de soja, colza y maíz no son aptos para freír siendo el de oliva el mejor. También hay que realizar el cambio regular de aceite según sea su tipo, por ejemplo de palma  podemos usarlo hasta 12 veces, el aceite de girasol 7 u 8, el de oliva 5 ó 6 frituras, etc..No debemos permitir que el aceite humee y  hay que calentarlo a fuego moderado.  Antes de freír hay que secar bien los alimentos para evitar salpicaduras y después de cada uso hay que filtrarlo. Hay una manera muy sencilla para comprobar si el aceite está caliente y es echar una miga de pan, si sube rápidamente, el aceite está listo.
  • Asado: se utiliza para preparar platos a base de grandes piezas de carne, aves y pescado. Su principal ventaja es que no aporta muchas calorías y los alimentos resultan muy sabrosos. Su único inconveniente es el tiempo que se necesita para su elaboración. 
  • Asado a la plancha: cocinar los alimentos de esta forma permite disfrutar de todo su sabor, se consiguen carnes, pescados y verduras jugosos y poco grasientos. Es aconsejable no añadir aceite hasta que se hayan terminado de asar los alimentos, colocar éstos sobre el recipiente cuando esté muy caliente, procurar que sean piezas de poco grosor para que se hagan bien por dentro y por fuera y añadir la sal a la carne a mitad de la cocción para que quede más jugosa.

sábado, 4 de enero de 2014

Como tratar el pescado antes de cocinarlo

Cuando vamos a cocinar pescado tenemos que asegurarnos de que está bien limpio y preparlo según las necesidades del plato que vayamos a preparar. En algunos casos tendremos incluso que quitarle la mayoría de las espinas, por ejemplo, o sacarle los lomos...Pero además según que tipo de pescado sea se limpiará diferente. Aquí veremos como se tratan cada uno de ellos, así como los calamares, mejillones y mariscos para que unas escamas o espinas o tripas inoportunas no nos arruinen nuestra labor.


Vamos a empezar por algo tan sencillo como es desalar el bacalao. Es muy importante primero pasar los trozos por el chorro del grifo y a continuación se colocan con la pìel hacia arriba en un recipiente con abundante agua fresca dentro del frigorífico (para que no sufra alteraciones de temperatura). El agua se renueva cada 8 horas, en el caso que esté finamente cortado, con tres veces será suficiente (24 horas). Si son tajadas muy gruesas hará falta hacerlo 6 veces (48 horas).





Para limpiar los mejillones yo uso un estropajo de aluminio y un cuchillo y le hago debajo del grifo. Primero los pongo en un escurridor y les doy una primera ducha al chorro. Luego cojo uno por uno y les quito la barbita esa que sale entre las dos conchas tirando bien de ella con el cuchillo. Y después paso el estropajo para quitar to da la suciedad y pelillos que tengan por fuera. Cuando ya he pasado todos, los vuelvo a poner debajo del grifo para eliminar todos los restos. Y ya están listos para cocinarlos.



Para que el pulpo nos quede en su punto es mejor congelarlo antes de prepararlo porque así se rompen las fibras musculares que hacen que se quede más duro al cocinarlo. Lo sacamos 24 horas antes a la nevera para que se descongele y lo limpiamos bien quitándole el pico.
En el momento de echarlo al agua lo asustamos 3 veces, es decir, lo metemos y lo sacamos 3 veces, de esa forma veremos como se encoje. Lo dejamos cocer ya dependiendo del tamaño. En el caso de un pulpo mediano unos 30 minutos serán suficientes.




ImprimirImprimir el artículo

martes, 24 de diciembre de 2013

Cena de Nochebuena

Quiero abrir un apartado para los menús de esas fechas especiales durante el año como son las navidades, cumpleaños, aniversarios, etc...
Y empiezo hoy con la cena de Nochebuena. En mi casa no somos de pegarnos esos atracones típicos en días como hoy, entre otras cosas porque a mí me cuesta muy poco coger kilos y mucho dejarlos luego...Y como además no tengo compromisos familiares puedo poner el menú a mi gusto. Y este es el que he elegido para hoy:

Entrantes: croquetas de hongos, tabla de ibéricos y tabla de patés
Primer plato: navajas, langostinos y txangurro
Segundo plato: besugo al horno
Postre: piña y polvorones

Como veréis es un menú sencillo, nada pesado y basado sobre todo en el marisco y el pescado.

Así que venga, vamos a ello. Para hacer las croquetas de hongos vamos a necesitar:
  • 60 g de mantequilla
  • 65 g de harina
  • 1/2 l de leche
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • 200 g de hongos
  • Harina
  • 1 huevo
  • Pan rallado
Primero preparamos la bechamel calentando la mantequilla hasta que se derrita e incorporamos la harina. Removemos para que se vaya cocinando y agregamos la leche, la sal y la pimienta.
Añadimos los hongos a la bechamel y dejamos cocinar unos 20 minutos. Pasado este tiempo retiramos del fuego y lo echamos en una fuente que podamos meter a enfriar en la nevera. Yo suelo hacerlo de víspera y dejarla toda la noche.

En el momento de hacerlas, formamos las croquetas y las pasamos por harina, huevo y pan rallado para después freirlas en abundante aceite.

Las navajas las voy a poner a la plancha aunque quedan también muy ricas al vapor con alguna salsita. Necesitamos:
  • 1 kg de navajas gallegas de la Ría de Arousa
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil fresco y picado
  • Sal gorda
Tenemos que limpiarlas muy bien para que suelten toda la arena, así que las metemos en agua con sal gorda durante una o dos horas y luego las sacamos y las escurrimos bien.
Pelamos y picamos los dientes de ajo y el perejil previamente lavado y escurrido y mezclamos con un poco de sal y aceite de oliva virgen extra batiendo todo en la batidora hasta lograr una salsa homogénea. Reservamos.
Calentamos la plancha y echamos un poco de sal gorda y un chorrito de aceita allí donde vamos a poner las navajas con la carne en contacto con la plancha y las dejamos hacer vuelta y vuelta uno o dos minutos como mucho.
Las ponemos en una fuente y las rociamos con la salsita y si queremos las espolvoreamos con perejil picado.

El txangurro esta noche lo dejaré simplemente cocido y para hacerlo colocamos en el fuego una cazuela con agua suficiente para cubrirlo, sal y dos hojas de laurel. Cuando está hirviendo el agua añadimos el txangurro y una vez que ha vuelto a hervir el agua, lo tenemos diez minutos cociendo, al cabo de los cuales retiramos la cazuela del fuego dejándolo con su misma agua cinco minutos más. Pasado esos minutos lo sacamos del agua con ayuda de una espumadera y lo dejamos enfriar.

Y ahora vamos al plato fuerte. Tenemos que asegurarnos que el besugo está bien limpio, así que aunque nos lo hayan limpiado en la pescadería le daremos un repaso debajo del grifo desescamando y limpiándolo bien por dentro. Lo dejamos entero y con cabeza. Lo secamos bien con papel de cocina. Y para hacerlo vamos a necesitar:
  • ½ vaso de aceite de oliva
  • el zumo de un limón
  • 3 ajos
  • unas ramitas de perejil
  • 1 cucharada de mostaza 
  • pimienta
  • sal
Machacamos los ajos, el perejil y la mostaza hasta formar una pomada, y untamos con ella el besugo por dentro y por fuera, dejándolo macerar durante 1 hora mejor en la nevera.
Ponemos el besugo en en la fuente donde lo vayamos a hacer.  El aceite, el limón, la sal y la pimienta los batimos en la batidora y lo echamos sobre el besugo. Lo ponemos en el horno, previamente calentado a temperatura fuerte y dejamos que se vaya haciendo rociándolo a menudo con el jugo. Notarás que ya está hecho cuando el ojo se ponga blanco.

Ya solo queda el postre. La piña la voy a poner en rodajas sin nada más y luego polvorones que es el postre típico que más nos gusta. Para hoy los he comprado hechos, aunque si os animáis os dejo en la entrada de postres navideños la receta para hacerlos en casa.

Que aproveche y que paséis buena noche.

Imprimir Imprimir el artículo


viernes, 25 de octubre de 2013

Ensalada de pasta

Una de las cosas que más gustan en mi casa es la pasta. Con setas o gambas, con tomate, al horno, rellena, la verdad es que hay mil maneras de ponerla y a cada cual más rica. Son un alimento muy sano, con vitaminas, minerales e hidratos de carbono muy necesarios para nuestro organismo. En la actualidad además está demostrado que al estar hechas con sémola de trigo duro, no engordan tanto como siempre se ha dicho. Aunque si es cierto que aportan calorías, así que el secreto está en no abusar y en no añadirle grasa al cocinarla. Cuidado con el queso que normalmente le acompaña.

Podemos usar coditos, plumas o cualquier otra versión , pero yo en este caso he utilizado tulipanes de verduras. Veamos que más necesitamos:

  • 300 gr de pasta
  • 1 lata de atún al natural
  • tomates cherry
  • palitos de chatka
  • fiambre de pavo en tacos
  • piña
  • kiwis
  • aceitunas sin hueso
Para hacer la ensalada, un rato antes de prepararla cocemos la pasat en agua con sal, la escurrimos, pasamos por agua fría y reservamos.
Partimos los tomates cherry por la mitad, los palitos de chatka en rodajitas, la piña en taquitos y los kiwis también. Escurrimos bien el jugo de la lata de atún y quitamos el agua a las aceitunas. Podemos dejarlas enteras o partirlas en dos trozos.
Ponemos todo en una ensaladera honda y aliñamos con un chorro de aceite de oliva, vinagre de jerez y sal. Probamos y rectificamos si hace falta.
Si fuera necesario, la metemos en la nevera un rato.

Y listo, un plato rico, completo y sano...Espero que os guste...

Imprimir Imprimir el artículo

Solomillo de cerdo a la cerveza.

La receta que os traigo hoy me la enseñó hace muchísimos años una señora belga. Ella la hacía con conejo y cerveza negra. Yo en todo este tiempo la he hecho con conejo, pollo y cerdo y tanto con cerveza negra como rubia y tengo que decir que queda deliciosa de cualquiera de las maneras. 
El solomillo de cerdo es una carne rica en proteínas y vitaminas B3 y B1 y bajo en azúcar. Es beneficioso para el desarrollo muscular,
Además está muy bien de precio y no tiene desperdicio, así que cunde mucho.
En casa lo acompañamos con compota de manzana y unas patas cocidas en margarina, pero está muy rico también con una ensalada de cogollos o unas patas fritas.

Para hacer esta receta vamos a necesitar:

  • Un solomillo de cerdo
  • una cebolla mediana
  • dos zanahorias
  • 1 cerveza rubia
  • 4 patatas de guarnición por persona
  • margarina
  • 1/2 kg de manzanas para compota
  • azúcar
  • agua
  • aceite
  • sal
  • pimienta
Y empezamos cortando el solomillo en medallones y los salpimentamos. Partimos la cebolla en aros y las zanahorias en rodajas y las poenmos en la olla con un chorrito de aceite a sofreir. Cuando veamos que la cebolla se va poniendo tierna añadimos los medallones de solomillo y dejamos que se frían un poquito por ambos lados, pero sin que se nos tuesten, sólo una vuelta y vuelta.A continuación echamos la cerveza y cerramos la olla. Dejamos que suba la válvula y contamos 10 min.
Mientras tanto ponermos a cocer en agua con una cucharadita de margarina y sal, las patatas peladas y limpias. Las reservamos.
Y pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las partimos en trozos pequeños para que se hagan más fácil y las ponemos a cocer en un poco de agua. Hay que vigilar que no se queden sin agua y se nos peguen pero que tampoco tengan demasiada o la compota quedará muy líquida. Cuando tenga la consistencia que nos gusta, probamos y echamos una cucharada de azúcar si nos gusta más dulce. Reservamos
Cuando hayan pasado los 10 minutos, apagamos el fuego y dejamos que baje la válvula para poder abrir la olla.
Ahora tenemos dos opciones. Por un lado podemos sacar los medallones y pasar por la batidora la cebolla, las zanahorias y el caldo para hacer una salsa que engordaremos a nuestro gusto. O si no, sacamos por un lado los medallones y por otro los aros de cebolla y las rosajas de zanahoria que las sacaremos en un platito como guarnición y engordaremos la salsa sola.
A mí particularmente, me gusta pasarlo todo bien pasadito y dejar una salsa gordita que echo por encima de los medallones.
Ponerlo en una bandeja y sacar aparte las patatas y la compota. Y a comer...ya veréis como no queda nada...

domingo, 13 de octubre de 2013

Sopa

Aunque siguen saliendo días soleados las temperaturas están bajando y empiezan a apetecer las comidas de cuchara calientes y una de las que más nos gusta en mi casa es la sopa "buena" . Lo de buena viene de cuando mi hijo era pequeño que le llamaba así a la sopa de cocido con tropiezos, y yo siempre la acompaño con una cazuela de carne con tomate. Esta receta sale tan buena haciéndola de la forma tradicional como en la olla rápida con lo que ahorras no sólo tiempo sino gas o electricidad según como sea tu cocina. En mi caso que es vitrocerámica la diferencia en minutos es mucha.
Así que venga, manos a la obra...



Ingredientes para la sopa:
  • 2 puñados de garbanzos
  • fideos
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo de gallina
  • 1 hueso de cañada
  • 1 huevo duro
  • agua
  • 1 cubito de carne
Elaboración de la sopa: ponemos la cantidad de agua necesaria según los comensales que seais en la olla rápida junto con todos los ingredientes menos los fideos y el huevo. Tapamos la olla y cuando suba la válvula dejamos cocer durante 20 minutos. Pasado este tiempo, la retiramos del fuego y esperamos a que se enfrie y salga el vapor. Una vez que se pueda, la abrimos y colamos el caldo separando los garbanzos y sacando también el hueso y el trozo de gallina. Pasamos las hortalizas con el caldo por la batidora y probamos el punto de sal, añadiendo un poco si es necesario.
Ahora desmigamos en el caldo la gallina y picamos el huevo duro. Ponemos la cazuela al fuego y cuando hierva echamos los fideos, según nuestro gusto y dejamos que cueza removiendo de vez en cuando. Cuando los fideos estén hechos apagamos el fuego.
Y ya está la sopa hecha, ahora vamos co la carne...


jueves, 10 de octubre de 2013

Qué comemos hoy? Ensalada de cogollos y merluza rebozada

Me confieso adicta a las ensaladas. Cuando hace buen tiempo y con un poco de imaginación son un completísimo plato único que acompañadas con una pieza de fruta o un yogur hacen una completa cena ya que admiten de todo, arroz, pasta, legumbres, hortalizas, frutas, frutos secos, etc...
Yo hoy traigo la receta de una de mis preferidas, un poco más sencilla ya que será el primer plato, hecha con cogollos de Tudela y nueces, llenas de ácido fólico. Es muy fácil de preparar y esta buenísima. De segundo, hoy toca pescado, unos filetes de merluza rebozados, un  pescado blanco proteínico con ácido Omega 3, que tiene poquísimas grasas y cuyo consumo diario ayuda a reducir la grasa abdominal y a controlar la tensión arterial. La acompañaré de una mayonesa hecha con limón. A ver si os gusta.

Para la ensalada vamos a necesitar:
  • 3 cogollos de Tudelas 
  • una pechuga de pollo cocida
  • un trozo de queso semicurado cortado en taquitos
  • nueces peladas
  • un aliño hecho con aceite de oliva suave, vinagre de Módena, un diente de ajo entero y perejil
  • sal
Cortaremos los cogollos después de pasarlos muy bien por agua en tiras un poco anchas y quitaremos la parte del troncho que es más dura y los colocaremos en una ensaladera. Añadiremos la pechuga cortada en tacos, el queso y las nueces partidas en dos o cuatro partes, sin que queden unos trozos muy bastos. Echamos la sal a nuestro gusto y el aliño. Revolvemos bien para que coja el gustito y comprobamos el punto de sal. Si hiciera falta lo rectificamos.
Yo tengo siempre preparados diferentes aliños para usarlos cuando los necesito, pero si no es vuestro caso, podéis hacerlo en el momento. En ese caso laminaremos el ajo o lo picaremos muy picadito.
Una vez hecha la ensalada, vamos a ponernos con los filetes de merluza. Vamos a necesitar:
  • 1 cola de merluza hecha filetes
  • harina 
  • 2 huevos (1 lo batiremos para el rebozado)
  • ralladura de limón
  • vinagre
  • aceite de girasol y de oliva virgen 
  • sal
Ponemos el huevo en el vaso de la batidora con un chorrito de vinagre y una pizca de sal. Añadimos el aceite de girasol y un chorrito del aceite del de oliva y batimos hasta que monte. La ponemos en el cuenco donde vayamos a sacarla a la mesa y la espolvoreamos con la ralladura de limón.
Sazonamos los filetes de merluza y los rebozamos pasándolos por harina y huevo batido y los freímos en una sartén con abundante aceite caliente hasta que nos queden bien hechos por ambos lados.
Cuando los saquemos de la sarten les pasamos por encima un papel de cocina para quitarles el exceso de aceite.
Servimos templados acompañados por la mayonesa de limón.
Creo yo que una pieza de fruta tenemos ya una comida muy completa.

A ver que os parece...Que aproveche.

jueves, 3 de octubre de 2013

Cocina regional. Cantabria

Cantabria es una de las autonomías bañada por el Cantábrico que le regala deliciosos mariscos y pescados, rodeada de montañas con ganadería vacuna de primera, surcada por ríos gracias a los cuales podemos degustar por ejemplo salmones y truchas y un clima y un suelo que benefician sus huertas con diversas legumbres y hortalizas. 
Yo tengo que confesar que tengo debilidad por hacer turismo tanto en Cantabria como en Asturias porque por costumbres y gastronomía es como estar en mi casa. Y siempre que tengo un par de días me acerco hasta San Vicente o aprovecho cualquier evento deportivo o cultural para pasar el fin de semana en Santander. Y así poco a poco voy conociendo todos los rincones y como no, probando sus exquisiteces...
Hoy voy a dejar la receta de un plato que probé el invierno pasado y que me encantó, aunque después lo que me apetecía en lugar de hacer turismo era echarme la siesta...jajajjajaja. Hablo del cocido pasiego que para mí es un plato muy completo aparte de estar para chupar hasta el plato. Y de postre, una deliciosa quesada pasiega, cuya receta me la mandó Carmen hace poquito por enail, por lo que le doy las gracias y aprovecho para decirle que me quedó estupenda.
Así que vamos a ello.
 
Cocido pasiego:
 
  • 200 gr. de alubia blanca
  • 1 berza 1 patata
  • 1/4 Kg. de costilla de cerdo adobada
  • 1/2 Kg. de carne de cerdo adobada
  • 1 oreja de cerdo
  • 2 choricitos
  • 1 morcilla
  • 100 gr. de panceta
  • 4 dientes de ajo
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimentón P
Ponemos las alubias a remojo en agua el día anterior. Cuando vayamos a cocinarlas, las escurrimos y las ponemos en una cazuela con agua.con la costilla, la carne, y la oreja. Sazonamos y dejamos cocinar 50 minutos a fuego medio.. Mientras tenemos que soltar la grasa de los choricitos, la morcilla y la panceta, por eso los pondremos a cocer en agua cada uno en una cazuelita por separado y pinchados para que no revienten. Luego los escurrimos y los reservamos. Pelamos y cortamos las patatas y la berza y las añadimos a la cazuela del cocido durante otra media hora más o menos. El siguiente paso es añadir los choricitos, la morcilla y la panceta que habíamos reservado. Pelamos y picamos los dientes de ajo y doramos en la sartén con un chorrito de aceite hasta que doren. Una vez dorados los majamos con el pimentón. Agregamos el majado al guiso, dejamos cocinar a fuego lento durante 5 minutos. Retiramos el chorizo, la morcilla, la panceta y la carne de cerdo a un plato y troceamos reservándolos hasta la hora de servir. A comer y a disfrutar...


La quesada pasiega es típica sobre todo del Valle del Pas y si no estoy mal informada su elaboración sigue siendo totalmente artesana, lo que la convierte en un verdadero tesoro gastronómico.
Lo bueno sería poder hacerla con el auténtico queso pasiego, pero si no con requesón. Así que vamos a ello.
 
  • 1 kg de requesón
  • 300 gr de azúcar
  • mantequilla
  • 2 huevos
  • 1/2 copa de brandy
  • ralladura de limón
  • canela en polvo
  • azúcar glas
  • 250 gr de harina

Mezclamos  todos los ingredientes salvo la harina y el azúcar glas y hacemos una crema. Luego tamizamos sobre ella la harina y mezclamos. La ponemos en un molde redondo que habremos untado con mantequilla y metemos en el horno durante 20 minutos aproximadamente a 170ºC. Cuando esté cuajado y tostado, sacamos y espolvoreamos con azúcar glas.

Estas dos recetas son realmente únicas...Que aproveche...

lunes, 30 de septiembre de 2013

Qué comemos hoy? Vainas con patatas y filetes en salsa roja

Hoy buscando una salsa que solía hacer mi madre con los filetes de redondo, me he encontrado esta receta. La verdad es que hacía mucho tiempo que no los hacía así, pero como es muy sencillita, me he animado y está tan buena como la recordaba.
Este tipo de carne admite muchímas salsas y con todas esta buenísma. Además los filetes de redondo de ternera son una apuesta segura porque siempre salen tiernos.
De primero un plato muy típico en mi tierra, vainas con patatas. Las vainas apenas tienen calorías y aportan fibra. Las patatas por su parte tienen mucho almidón por lo que nos aportan energía.
Vamos a empezar por limpiar las vainas. Primero les quitamos los hilos de los costados con un cuchillo de punta muy afilada. Luego las partimos por la mitad en vertical y en tres partes en horizontal y las pasamos muy bien por agua. Las patatas las pelamos y las lavamos bien. Después las troceamos.
Y ya podemos empezar. Para las vainas necesitamos:

  • 200 ó 250 gr de vainas por persona
  • 2 patatas hermosas
  • 1 cebolla. 
  • 2 dientes de ajo
  • aceite
  • sal 
  • agua
Hacerlas es muy fácil. Ponemos en una cazuela agua a calentar y cuando hierva echamos las vainas, las papatas y la cebolla. Echamos la sal. Dejamos hacerse durante media hora. Pasado este tiempo las retiramos del fuego y colamos. El caldo lo podemos reservar para hacer una sopa, queda buenísma. POnemos en una sarten aceite a calentar y sofreímos los dientes de ajo cortados en láminas. Cuando estén dorados echamos el sofrito por encima de las vainas y servimos. Hay quien echa también vinagre. Como siempre, eso a gusto de cada cual.

Y vamos ya con los filetes. Vamos a necesitar:
  • 2 filetes de redondo de ternera por persona (ó 3 dependiendo del tamaño)
  • 1 cebolla 
  • 2 dientes de ajo
  • 3/4 de un vaso de vino blanco
  • aceite
  • agua
  • sal
  • orégano al gusto
  • pimienta blanca molida
  • tomillo al gusto
  • 1/2 pimiento morrón seco 
Ponemos un poco de aceite en una sartén y doramos los filetes por los dos lados, los salamos y los reservamos. Picamos la cebolla, los ajos y el pimiento y lo sofreimos todo en el aceite de los filetes añadiendo también un poco de sal, un toque de pimienta, una pizca de orégano y de tomillo. Dejaremos que se dore todo lentamente. Cuando esté dorado, añadiremos el vino blanco y dejaremos hervir unos minutos para que se evapore el alcohol. A continuación añadiremos un vaso de agua y dejaremos hervir 10 m a fuego medio.
Pasamos la salsa por la batidora y ponemos los filetes en la olla rápida con la salsa y agua hasta que los cubra. Tapamos y cocinamos durante 10 m. una vez que haya subido la válvula. Cuando se pueda abrir la olla comprobamos el punto de sal y le damos un hervor a fuego fuerte, sin tapar, durante 3 ó 4 m.
Como os digo siempre, el uso o no de hierbas y condimentos depende mucho dde los gustos de cada cual y de las costumbres culinarias de cada región. Ya sabéis...libre albedrío...
Y yo creo que con un poquito de queso semicurado con un trocito de membrillo, si podéis permitiroslo queda una comida de rechupete.

Buen provecho...



jueves, 19 de septiembre de 2013

Recetas en la olla rápida. Lentejas

El verano está prácticamente acabado y tenemos el otoño a la vuelta de la esquina. En esta época vamos dejando un poco de lado las ensaladas y damos paso a los potajes, purés y sopas. A veces estos platos requieren demasiada planificación, poner las legumbres a remojo de víspera,  y tiempo al fuego. Por eso no está mal echar mano de vez en cuando de la olla rápida. Merece la pena...

Hoy os traigo la receta para hacer unas deliciosas lentejas en muchísimo menos tiempo. Además de estar buenísmas, las lentejas son ricas en proteínas, fibra y hierro, fortalecen el sistema inmunológico, y ayudan a solucionar problemas de anemia. 

Ingredientes:
  • 250 gr. de lentejas (puestas a remojo una hora antes de cocinarlas)
  • 150 gr. de jamón picado
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 2 patatas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • aceite de oliva
  • 1 l. de agua
  • sal
Elaboración:  ponemos las lentejas en una olla  con un litro de agua y echamos el resto de los ingredientes con un chorrito de aceite de oliva.
Ponemos la olla al fuego y esperamos a que empiece a hervir. Cerramos con la tapa y cuando empiece a salir vapor por la válvula calculamos unos 12 m. o el tiempo que marque ese tipo de olla.  Cuando pase el tiempo, la retiramos del fuego y esperamos a que salga todo el vapor para abrirla. Quitamos la cebolla, la hoja de laurel y el ajo y comprobamos el punto de sal. Si hace falta lo rectificamos. Y listo...Un potaje de lentejas hecho en tiempo record.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Cocina regional. Canarias

Las Islas Canarias son la única Comunidad Autónoma que me falta por visitar, pero dicen los canarios que su cocina es la más original del estado porque tiene influencia peninsular y un puntito latinoamericano y africano, lo que le da un toque original.
Tengo que confesar que en la elaboración del menú que os presento hoy, he actuado más de pinche que de cocinera, pero tengo el permiso de la chef para daros a conocer así una pequeña parte de las Islas Afortunadas. Aprovecho para darle las gracias y decirle desde aquí que ha sido todo un placer dejarme llevar y enseñar por ella. Gracias Mar.

Vamos a hacer unas Carajacas, que es una receta de hígado acompañado de papas arrugadas con mojo picón. Y de postre algo muy sencillito, unos plátanos de Canarias fritos.

Papas arrugadas con mojo picón:
  • 1 k de patatas pequeñas
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de pimentón 
  • 5 rebanadas de pan del día anterior
  • 50 ml de aceite de oliva 
  • Sal y pimienta
  • vinagre de Módena
  • vinagre blanco
  • Cayena molida 
  • 4 pimientos morrones 
  • Agua
  • sal gorda
Ponemos agua a calentar en una cazuela y echamos las patatas enteras, sin pelar y limpias. Añadimos la sal gorda, 250 gr para un kilo de patatas y dejamos que hiervan entre media y 3/4 de hora. Iremos pinchándolas para ver cuando están tiernas. Cuando estén las sacamos y las pasamos por agua fría, para secarlas luego bien con papel de cocina. 
Para conseguir que se arruguen las volvemos a poner en la cazuela, pero esta vez sin agua, con sal y pimienta y  a fuego medio y vamos meneando la cazuela como cuando queremos engordar una salsa durante 5 minutos más o menos.

Para hacer el mojo picón ponemos en una sartén con aceite los ajos sin pelar y los sofrreímos hasta que estén dorados. Los sacamos, pelamos y reservamos. Luego en el mismo aceite echamos el pan y lo doramos. Sacamos y reservamos juntos con los ajos. Ahora ponemos en el vaso de la batidora el aceite del pan y los ajos, el pimentón, la sal, y la cayena, un poco de agua y batimos hasta que adquiera la consistencia de pure fino. añadimos los pimientos y el vinagre y volvemos a batir. Probamos y rectificamos la sal si hiciera falta.

Ahora vamos a coger los filetes de hígado y los ponemos a macerar con el mojo picón durante una hora. Para eso, los ponemos en una fuente, con el mojo por encima y recubiertos de papel plástico y lo metemos en la nevera. Pasada la hora, los freímos un poco por ambos lados en una sartén, los ponemos en una cazuela con el mojo y dejamos cocer 10 m.
Servimos, el hígado con las patatas, todo regado con el mojo picón...y...ya me contaréis...

Y ya sólo nos queda el postre. Para hacer los plátanos fritos, sólo necesitamos un plátanos por persona, aceite para freirlos y azúcar morena o miel. Pelamos los plátanos y los cortamos primero por la mitad y después cada mitad en láminas a lo largo. Ponemos a calentar el aceite en una sartén y los echamos con cuidado dejando que se vayan haciendo durante 5 m por cada lado. Cuando ya estén los sacamos a un plato con un papel absorbente. Cuando quitemos el papel los espolvoreamos con el azúcar o les echamos un choriito de miel.

Y hasta aquí nuestro paseo por la gastronomía de las Islas Canarias, de momento...A disfrutar...


Menú de temporada. Septiembre

LLega el otoño y con él vuelven un montón de verduras, acelgas, alcachofas, berenjenas, calabacín, endibias, puerros, etc...deliciosos pescados y mariscos, dorada, fletán, jurel, liba, pez espada o sardina, entre otros y carnes tan ricas como la  becada, la codorniz o el faisán. Y para postre tenemos aguacates, caquis, higos, membrillo y manzanas, por destacar algunas.
Yo en esta ocasión me voy a decantar por un par de recetas muy habituales en mi tierra: porrusalda y sardinas asadas y de postre algo tan sencillo como manzanas asadas. Los puerros ayudan a combatir la presión arterial alta, contienen vitamina C, muy buena para fortalecer el sistema inmunológico y es un potente diurético.En cuanto a las sardinas, son una fuente de vitamina D, muy importante para mantener los niveles de calcio y fósforo en la sangre y muy ricas en potasio, proteínas, ácidos grasos omega 3, vitamina B-12 y hierro, todos indispensables para la salud. Y las manzanas aparte de haberlas desde las más dulces hasta las más ácidas y de todos los tamaños y colores, son muy ricas en vitaminas A y C y ácido fólico y minerales  como el potasio y el fósforo. Pero para mí su mejor aporte es que gracias a su riqueza en fibras tienen excelentes propiedades digestivas. Por eso son el colofón final ideal de una buena comida.

Para hacer la porrusalda hay quien echa en el agua un cubito de caldo de pollo, yo prefiero hacer primero un caldo con un caparazón de pollo y un poco de sal. Si lo haces en la olla rápida, estará en cinco minutos. Mientras tanto puedes ir limpiando y troceando el resto de los ingredientes:

  • Un manojo de puerros
  • 3 patatas
  • 2 zanahorias
  • sal
  • un chorrito de aceite de oliva
  • sal
  • caldo de pollo colado y desgrasado
Una vez limpias y troceadas todas la verduras las echamos en el caldo y ponemos a cocer durante 20 minutos.

Para asar las sardinas, ponemos a precalentar el horno y cubrimos la bandeja con papel de aluminio. Echamos un chorrito de aceite de oliva y un poquito de sal gruesa. Colocamos las sardinas limpias sin cabeza y sin tripas y volvemos a echar, esta vez por encimma de ellas aceite y sal. Ahora ya solo queda hornearlas durante unos 5 minutos a 220º.
Podemos acompañarlas con unos cogollos de lechuga aliñados con aceite, vinagre, ajo picado y sal.

Y para terminar vamos a hacer un postre que no por sencillo deja de ser riquísimo. Ingredientes:

  • 1 manzana por comensal
  • azúcar
  • canela en rama
  • mantequilla
Limpiamos muy bien las manzanas sin pelarlas. Quitamos el corazón y las ponemos en una fuente apta para horno. Metemos una cucharada de azúcar en el corazón de cada una y una rama de canela. Ya sólo queda poner una cucharadita de mantequilla encima y meterlas al horno previamente precalentado a unos 200º durante 25m.

Un menú sencillo, con muchas cosas buenas para la salud y delicioso para el paladar. Buen provecho...

domingo, 7 de julio de 2013

Menú de temporada. Julio

Por fin ha llegado el buen tiempo por estos lares y aprovechando que hace sol, me he bajado al mercado a ver que había. La verdad es que daba gusto darse una vuelta y ver como están ahora los melones, las sandías, había también nectarinas. Y en la pescadería está en pleno auge la merluza y el txangurro (buey de mar) y como hace mucho que no pongo, me he decidido por coger un par para hacerlos rellenos a la donostiarra. 
Y por supuesto he aprovechado para comprar pimientos verdes que ahora están buenísimos.
Así que ya tengo el menú para hoy, una ensalada de melón con salsa de yogur, de segundo un txangurrito relleno y para postre una fresquita tarrina de sandía. Vitaminas, proteínas y yodo...

Para la ensalada vamos a necesitar:
  • un melón Galia
  • tomates cherry
  • leghugas variadas
  • maíz
  • 1 yogur
  • 1/2 limón en zumo
  • aceite
  • sal
  • pimienta 
  • albahaca
Primero vamos a preparar el melón cortado en tacos, limpiamos bien las lechugas y los tomates y troceamos aquellas en tiras anchas y éstos por la mitad.
Ahora mezclamos el yogur, con el zumo del medio limón, sal, pimienta, un chorrito de aceite de oliva y un par de pellizcos de albahaca y emulsionamos todo.
Cogemos una ensaladera y echamos los trozos de melón, los tomatitos, el variado de lechugas, el maíz y lo rociamos todo con la salsa.

El segundo plato igual nos resulta un poco más complicado pero merece la pena. Necesitaremos:
  • 1 txangurro mediano por persona
  • cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate 
  • 1 copa de brandy para flambear
  • pan rallado
  • mantequilla
  • aceite
  • sal
  • agua
  • perejil picado
Podemos comprar los txangurros cocidos o sin cocer y de caparazón oscuro porque es señal de que están más llenos. Yo siempre me dejo guiar por el pescatero porque es de toda confianza...
A mí me gusta cocerlos en casa así que los vamos cociendo de uno en uno en agua con un par de puñados de sal. El tiempo que tiene que estar cociendo depende del peso y es un minuto por cada 100 gr de peso. 
Cuando estén cocidos dejamos que se enfríen un poco y les sacamos toda la carne, tanto de dentro como de las patas y las muelas.
Limpiamos bien los caparazones una vez que estén vacíos y los reservamos.
Ahora picamos muy finita la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, añadimos el tomate pelado y troceado y rehogamos. Añadimos la caLo másrne del txangurro y un poco de perejil picado. Lo mezclamos todo bien, probamos el punto de sal, rectificamos si hace falta y reservamos.
Por otro lado, flambeamos en una sartén la copa de brandy y lo echamos al mezclado del txangurro removiendo y mezclando todo bien.
Rellenamos con este preparado los caparazones y por encima les echaremos un preparado de un par de cucharadas de pan rallado con dos dientes de ajo picaditos y perejil picado muy bien mezclado. Ponemos una nuez de mantequilla encima y los metemos al horno precalentado a gratinar hasta que veamos que están doraditos.

Lo más pesado es sacar todo la carne bien, pero por lo demás no hay complicación y ya verás que buenos están.

Y como colofón a este delicioso menú un postre que está a la altura. Vamos a hacer una tarrina fria de sandía. Para ello nos hace falta:
  • 1 sandía limpia y troceada
  • 1/2 taza de azúcar
  • 200 ml de crema de leche
  • leche condensada
  • 3 sobres de gelatina sin sabor
  • agua
  • aceite para untar el molde
Mezclamos los trozos de sandía con el azúcar, la crema de leche y la lata de leche condensada. Todo mezclado muy bien. Luego añadimos la gelatina previamente disuelta al baño maría y removemos muy bien. Tiene que ligar todo perfectamente.
Untamos un molde con aceite y echamos la mezcla. Lo metemos en la nevera para que cuaje entre 4 y 6 horas.

Y listo, ya tenemos una comida de olé...

lunes, 10 de junio de 2013

Menús de temporada. Junio

Llega el verano y seguimos con los menús de temporada. Este mes aparece ya en las pescaderías el bonito, están buenísimas las sardinas y podemos empezar a comer ya melocotones y albaricoques. De primero tenemos riquísimas las vainas, las berenjenas o el calabacín y de carnes aprovecharemos las de pocas grasa como el conejo.
Yo para la ocasión voy  a preparar unas sencillas vainas con patatas, de segundo el tradicional bonito con tomate y para postre un cake de albaricoques. Espero que os guste...

Para hacer la vainas vamos a necesitar:
  • 1 kg de vainas
  • 2 patas medianas
  • ajos
  • aceite de oliva
  • agua
  • sal
Preparamos las vainas partiendolas por la mitad a lo largo, quitándoles los hilos del costado si los tuvieran y troceándolas. Pelamos y partimos las patatas en gajos. Lavamos todo bien. Ponemos en una cazuela agua sin excedernos y la ponemos al fuego para que hierva. Cuando haya hervido añadimos las vainas y las patatas y echamos sal al gusto.  Dejamos que cueza todo hasta que las vainas estén tiernas y hechas y pasado este tiempo, quitamos del fuego, las escurrimos y hacemos un sofrito con el aceite y los ajos que echaremos por encima.

Ahora vamos con el bonito. Necesitaremos:
  • 500 gr de bonito del norte fresco en rodajas no demasiado gordas
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla cayena
  • salsa de tomate casera
  • sal
  • aceite de oliva 
Lavamos bien el bonito para limpiarlo de sangre y escamas y lo secamos bien. Ponemos en una cazuela un poco de aceite y marcamos el bonito por los dos lados. Lo sacamos y le quitamos la espina del centro, la piel y las espinitas que pueda tener alrededor. Pochamos la cebolla, el pimiento y el ajo troceados junto a la guindilla en la cazuela misma añadiendo un poco más de aceite si fuera necesario. Agregamos la salsa de tomate en cantidad que nos sirva para que cubra el bonito y dejamos que se haga durante unos 20 minutos. Retiramos la guindilla, pasamos la salsa por el pasapurés y la volvemos a echar a la cazuela.Añadimos el bonito y lo dejamos hacer durante un minuto escaso a fuego lento.Quitamos la cazuela del fuego y dejamos reposar un par de minutos. Y ya está listo para comer y mojar pan...

Y para terminar os dejo la receta del cake de albaricoques. Yo sólo la he hecho una vez hace poquito pero la verdad es que quedó muy rico. Los ingredientes son:
  • 10 albaricoques
  • 100 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 150 gramos de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharadas de leche
  • 1/2 cucharadita de canela
  • azúcar glas
Sacaremos antes la mantequilla de la nevera para ablandarla y ponemos a calentar el horno a 180º. Pelamos los albaricoques, les quitamos el hueso y los cortamos en trocitos. Batimos los huevos y reservamos todo.
En un bol mezclamos la mantequilla y el azúcar, para formar una crema. Añadimos los huevos batidos, la leche, la harina y la levadura tamizadas. Mezclamos todo durante unos minutos para conseguir una masa homogénea.
Engrasándolo el molde con aceite y echamos la masa, colocamos encima los trozos de albaricoque llevándolos hacia el interior de la masa, espolvoreamos con azúcar glas y metemos en el horno. Dejamos cocer unos 45 minutos hasta que esté totalmente cuajado. Pasado este tiempo, pinchamos para ver que esté bien hecho, lo dejamos enfriar y lo desmoldamos.

Espero que os gusten estas 3 recetas y que las disfrutéis tanto como yo.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Cocina regional. Baleares

Visité estas preciosas islas en tres pocas muy diferentes de mi vida. Estuve en Ibiza justo cuando cumplía los 18 años y la verdad es que en aquel momento no había vivido nada igual. Guardo un recuerdo genial y creo que es algo que todo el mundo al que le gusta la fiesta nocturna debería experimentar. Después y ya siendo madre pasé las vacaciones de verano en Menorca. Mi isla paradisíaca...Allí probé por primera vez el arroz negro y me encantó...Y hace no mucho estuve pasando unos días en Mallorca, algo más ruidosa que la anterior pero con un inmenso encanto. La receta de tumbet mallorquín me la enseñó un vasco afincado allí. Mi pequeño homenaje para él...
Y evidentemente como postre no podía faltar la famosa ensaimada. Espero que este pequeñi viaje culinario por las islas os guste...

Arroz negro
  • 300 gr. de arroz bomba
  • 1 sepia (o 1/2 kg de txipirones)
  • 250 gr. de gambas (opcional)
  • 1/2 cebolla
  • 2 tomatesmaduros (yo suelo utilizar tomates pera)
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 litro de fumet de pescado
  • 3 sobres de tinta de calamar
  • 1 vaso de vino blanco
  • aceite de oliva
  • sal. 
Ponemos a calentar el caldo de pescado y mientras tanto picamos la cebolla, los dientes de ajo, el pimiento y los tomates. Apartamos las gambas peladas.
En una paella ponemos un chorro de aceite a calentar y salteamos la sepia troceada durante unos 5 minutos. Añadimos primero la cebolla y el pimiento y salteamos unos minutos, luego el ajo y las gambas y hacemos lo mismo y por último añadimos  los tomates y sazonamos dejando que cocine todo 5 minutos más.
Ahora es el momento de echar las bolsas de tinta diluidas en 1/4 vasito de agua caliente y remover. Añadimos el arroz y lo sofreímos  un par de minutos removiendo todo el rato. Echamos el vino blanco y dejamos que evapore.
Echamos la mitad del caldo dejando que cubra el arroz y se cocine a fuego fuerte unos 10 minutos, luego echaremos el resto del caldo y bajaremos el fuego para que acabe de hacerse en otros 10 minutos a fuego medio.

En recetas de arroz los tiempos son más o menos orientativos ya que depende de si se hace en cocina de gas o vitro o del tipo de arroz. Es conveniente que lo probéis cuando queden unos pocos minutos y así os aseguréis que queda en su punto.
Si la receta la hacéis con txipirones en lugar de sepia, podéis aprovechar la tinta de estos y seguramente no os harán falta las 3 bolsas.Pero recordad que tiene que quedar negro, negro, negro...Que aproveche...

Tumbet mallorquín:
  • 1 berenjena
  • 1 pimiento rojo no muy grande
  • 2 pimientos verdes
  • 3 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo con su piel
  • 1 kilo de tomates
  • una pizca de azúcar 
  • aceite de oliva
  • sal
  • tomillo
  • orégano
Lavamos la berenjena, la cortamos en lonchas finas y  la sazonamos dejandola reposar durante una hora más o menos en un colador.  Mientras lavamos los tomates, los cortamos por la mitad y los rallamos. Picamos en láminas finas un diente de ajo y lo doramos en una sartén con un chorrito de aceite, añadimos el tomate rallado, lo salamos, y dejamos cocer a fuego medio  unos quince minutos, bajamos el fuego, echamos el tomillo y el orégano y dejamos cocer unos cinco minutos más. Echamos una pizca de azúcar, y rectificamos de sal si fuera necesario. Lo reservamos.
Ahora pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Reservamos.
Lavamos los pimientos y los cortamos en tiras. Reservamos.
Pelamos las patatas y las cortamos en láminas. Reservamos en agua hasta que llegue el momento de freír.
En una sartén grande ponemos aceite a calentar, doramos dos dientes de ajo con la piel y los retiramos una vez dorados. Empezamos a freír todas las verduras comenzando por la berenjena, las sacamos a un plato con papel de cocina para que absorva la grasa y echamos los pimientos, hacemos lo mismo y echamos la cebolla y terminamos con las patatas. No las haremos demasiado porque se terminarán de hacer luego en el horno. 
En una fuente de horno ponemos un par de cucharadas de salsa de tomate y las extendemos bien, y encima ponemos una capa de patatas, a continuación otra de berenjena, la de cebolla, los pimientos y rematamos con la salsa de tomate. Introducimos la fuente en el horno y cocemos las verduras durante media hora aproximadamente. 
Y listo, un plato puramente vegetariano y delicioso. Hay quien le pone también calabacín, a mí particularmente no me gusta, pero...ahí dejo el dato. Y también hay recetas en las que se aprovechan sobras de pescado del día anterior mezclado con las verduras. Y también está buenísimo...A ver que os parece...

Ensaimada:
  • 750 gr. de harina
  • 4 huevos
  • 180 gr. azúcar
  • 200 gr. de manteca de cerdo
  • 40 gr. de levadura  fresca
  • 1 vaso de leche
  • azúcar glass
Vamos a empezar preparando una masa en un bol grande  mezclando la mitad de la harina con la levadura diluida en la leche tibia hasta que consigamos una masa homogénea. Tapamos con papel transparente y dejamos en reposo hasta que doble su volumen.
Después añadimos uno a uno los huevos, el azúcar y la harina restante. Amasamos durante unos cinco minutos, formamos una bola y dejamos reposar otra media hora.
Estiramos la masa hasta que nos quede muy fina y la embadurnamos con la manteca. Enrollamos y cortamos rodajas  de dos centímetros de grosor.
Espolvoreamos con harina la encimera donde vamos a trabajar y volvemos a formar cilindros con las rodajas y los enrollamos  de tal manera que nos quede ya con forma de ensaimada.
Los colocamos encima de una bandeja, a la que habremos puesto una hoja de papel de horno, dejando bastante espacio entre cada una de ellas. Si no te caben usa más de una, pero es muy importante que no se te junten.
Las dejamos que reposen hasta que doblen su tamaño. Yo  suelo hacer todo esto de víspera y las dejo reposar toda la noche para que fermenten bien.
Al día siguiente meto la bandeja en el horno precalentado a 180º  más o menos durante 15 minutos.
Las saco y dejo templar en un lugar fresco. Y ya sólo queda espolvorearlas con azúcar glass y si te apetecen rellenas, puedes hacerlo con nata, crema, cabello de ángel o incluso tu mermelada favorita.
Pruébalas recién hechas un domingo a la mañana para desayunar y verás que bien empiezas el día...

sábado, 4 de mayo de 2013

Cocina regional. Asturias

Asturias es otra de las comunidades que tiene gran variedad de platos debido a su situación geográfica. Por un lado, las montañas con terneras y corderos, por otro, el mar con pescados y mariscos y en medio numerosos peces de río. Sin olvidarnos de su huerta, famosas manzanas y como no el riquísimo queso de Cabrales.
Yo he tenido la suerte de probar in situ, las fabes con almejas, y recetas de carnes tan especiales como el solomillo al queso de cabrales. Y como no puedo remediarlo, compre un libro de cocina en Llanes y he ido haciendo mis pinitos. Así que voy a dejaros aquí esas dos y un postre de buñuelos de manzana que van a hacer las delicias de todos los que los probéis.

 Fabes con almejas:
  • 1/2 kg. de fabes (estarán a remojo desde el día anterior)
  • 3/4 kg. de almejas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 cabeza de ajos
  • Aceite de oliva
  • perejil
  • 2 cucharadas de harina
  • sal
Ponemos las fabes en una cazuela con agua fría, el laurel, la zanahoria, la cabeza de ajos y la cebolla y un chorro de aceite de oliva y lo ponemos a cocinar a fuego lento.
Mientras tanto rehogamos un poco de cebolla picada en aceite y  machacamos dos dientes de ajo con perejil y sal ylos añadimos.
A continuación añadimos la harina y la tostamos un poco, agregando a continuación las almejas que tambiéndejaremos que rehoguen.
Vamos vigilando las fabes cuando estén tiernas se les añade el refrito con las almejas, se corrige la sal y dejamos hervir todo junto un poco más.
Comprobamos que el juguillo esté en su punto y si hiciera falta lo espesamos y espolvoreamos un poquito perejil por encima. Y listas...

Ya hemos comentado que el queso de Cabrales es asturiano. Tiene un sabor fuerte pero es delicioso y muy adecuado para las recetas con carne. Por eso me he decidido a contaros la del solomillo al queso de Cabrales:
  • 1 solomillo de ternera por persona
  • 150 grs. de queso cabrales
  • 200 grs. de champiñones
  • 1/2 l. de caldo de carne
  • 1/2 l. de nata líquida cocina
  • 1/2 vasito de vino de jerez
  • 50 grs. de mantequilla
  • 1 ò 2 cucharadas de harina
  • aceite de oliva
  • Sal 
El caldo de carne lo haremos según nuestro gusto el día anterior y lo tendremos colado y preparado para cuando vayamos a cocinar la receta.
Empezaremos por limpiara bien y cortar en laminas los champiñones y los pondremos a freir en una sarten con un poco de aceite para que suelten todo el agua. Mientras tanto, en otra sartén pondremos la mantequilla y rehogaremos en ella la harina para que se vaya dorando pero sin quemarse. Removeremos bien y añadiremos el vino. Cuando los champiñones ya hayan soltado todo el agua los añadiremos a esta sartén y es el momento de echar la nata, el queso bien desmigado y el caldo que teníamos preparado.Revolvemos todo bien y dejamos que vaya cociendo unos 10 minutos para que el queso se deshaga.
Ahora ponemos a calentar un plancha con un poquito de aceite y doramos vuelta y vuelta los filetes de solomillo de manera que nos queden hehcos por fuera pero crudos por dentro y los vamos echando en la sartén de la salsa para que terminen de hacerse y cojan el gusto.
Y listo, un plato de lujo...Lo serviremos caliente y ya veréis como no dejan ni las migas.

Y para terminar y hablando de Asturias, no podían faltar  las manzanas, así que de postre vamos a hacer unos buenísimos buñuelos rellenos de manzana que ya veréis que finos y suaves quedan. Vamos a necesitar:
  • 1 kgr. manzanas reinetas
  • 4 huevos
  • 400 grs. de harina
  • Sal
  • 1 Kgr. nata montada con azúcar
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 dl de cerveza
  • canela en polvo
  • aceite de oliva
Primero, pelaremos las manzanas, les quitaremos el corazon y las parttiremos en rodajas como si fueran patatas panadera. Luego las pondremos en una fuente y las espolvorearemos con azúcar y dejaremos que reposen así mientras preparamos la masa.
En un bol pondremos los huevos, la nata, la sal, la nata y la cerveza, mezclando todo removiendo muy bien.
Ponemos a calentar el aceite en una sartén y cuando esté caliente, cogemos una a una las rodajas de manzana, las pasamos por la masa por ambos lados y las vamos friendo. Cuando estén hechas les quitaremos el exceso de aceite y las espolvereamos con canela antes de servir. Ya veréis que buenos...
 


Muslos de pollo picantes

Esta receta es de mi madre. Yo le añadí el toque picante.

Ingredientes: 
  • 2 muslos de pollo por persona
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates
  • 1 guindilla
  • una cucharada de pimentón picante
  • 1 vaso de vino blanco
  • patatas para guarnición
  • aceite
  • sal 
  • perejil picado
Sazonamos los muslos y los freímos en una sartén. Mientras tanto, en una cazuela ponemos a pochar el tomate y el ajo picado, añadir el pollo ya frito, la guindilla y el pimentón. Rehogamosy añadimos el vino. Rectificamos la sal si hace falta y espolvoreamos el perejil.
Dejamos cocer a fuego suave para que se evapore el vino más o menos 10 minutos y mientras tanto freimos las patatas en tiras o rodajas en el aceite que habíamos frito el pollo.
Ponemos todo, pollo y patatas en una fuente para horno y lo metemos 10 minutos a 180º. 
Servir caliente. Verás como les encanta a todos. Ten cuidado con el picante si tienen que comer niños.



viernes, 3 de mayo de 2013

Menús de temporada. Mayo

Ha llegado mayo y con él nuevos y buenísimo productos de temporada, frescos, más asequibles y esperándonos para que disfrutemos de ellos.
Yo hoy, os voy a contar las recetas de una mermelada de pimientos con la que podréis acompañar muchos platos tanto de carne como de pescado, aprovecharé las propiedades nutricionales que nos brinda la sepia y para terminar, un postre de cerezas. Espero que os gusten y os decidáis a provarlas.

Para la mermelada de pimientos vamos a necesitar:
  • 4 pimientos morrones
  • 100 gr de azúcar
  • aceite de oliva 
  • sal
Lavamos los pimientos y los ponemos en la bandeja del horno con un chorrito de aceite y sal. Los dejamos asar durante media hora a 200º. Una vez asados tenemos que esperar a que estén templados para poder pelarlos y cortarlos en tiras, que pondremos en una cazuela con el azúcar unos 20 ó 25 minutos a fuego suave. Cuando estén hechos, los batiremos. Y ya está, rápida y sencilla, una mermelada que mejorará cualquier plato al que acompañe.

Me gusta mucho la sepia y siempre la había hecho a la plancha con ajitos o en wok con brotes de soja y un poco picante (esta receta os la cuento otro día), pero me apetecía probar algo nuevo y buscando buscando encontré una receta de sepia con tomate que va acompañada con un "vasito" de arroz basmati, lo que la hace ideal como plato único o para comer detrás de una ensalda.
A ver que opináis...
Yo suelo calcular una sepia por persona, pero claro, depende del tamaño, así que para dos personas vamos a necesitar:
  • 2 sepias
  • 100 gr. de arroz basmati
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomates
  • 1/2 copa de vino blanco
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • azúcar
Primero vamos a  hacer la salsa de tomate cortando un diente de ajo en láminas y poniéndolo a dorar en una cazuela con un chorrito de aceite. Luego añadiremos la cebolla, el pimiento picados y rehogaremos todo bien. Agregamos los tomates pelados y cortados en trozitos pequeños, sazonamos y echamos una pizca de azúcar. Dejamos que se cocine a fuego no muy fuerte durante 20 minutos y luego lo trituramos.
Cortamos en 4 trozos cada sepia, sazónamos y los doramos en la olla rápida con un chorrito de aceite. Echamos el vino blanco, cerramos y dejamos que se cocine durante 5 minutos a partir de que comience a salir el vapor. (siempre respetando lo que marque tu olla)
Abrimos y echamos la salsa de tomate mezclando bien y dejando que se cocine a fuego suave durante 5 minutos.
Doramos el otro diente de ajo sin pelar en una cazuela con un chorrito de aceitey agregamos el arroz, rehogamos y echamos la misma cantidad de agua que de arroz. Sazonamos, tapamos y dejamos que se cocina a fuego suave durante 10 minutos. Retiramos el ajo y escurrimos el arroz.
Ya podemos servir un "vasito" de arroz con la sepia alrededor. Y que aproveche...

Y para acabar voy a hacer un pequeño homenaje a mi tierra con una variante de una receta de cerezas salteadas con vainilla de mi admirado Juan Mari Arzak, que es el colofón perfecto para una buena comida. En la receta original, el aguardiente es de cerezas, yo lo sustituí por un simple aguardiente seco y eliminé una pizca de cardamomo que él utilizaba.
Necesitamos:
  • 1/2 kg de cerezas
  • 1 rama de vainilla
  • la corteza de media naranja
  • una copa de aguardiente seco
  • 100 g de azúcar
  • una pizca de mantequilla
  • 2 yogures tipo griego
  • 150 g de queso fresco batido
  • 1 dl de nata
Lo primero que tenemos que hacer es deshuesar las cerezas sin romperlas. Parece complicado pero puedes usar un deshuesador o un cuchillo de punta muy afilada y verás que no lo es. Luego las ponemos en un bol con el aguardiente y 50 g de azúcar, mezclándolo todo muy bien y dejando macerar un par de horas. Cuando pasen, escurrimos bien las cerezas y las salteamos con la pizca de mantequilla y la corteza de naranja a fuego fuerte durante 1 minuto, añadiendo también la vainilla y un poco del líquido de la maceración. Apagamos el fuego y las dejamos reposando así 2 horas tras las cuales las meteremos a enfriar en el frigorífico. Mientras montamos la nata con el resto del azúcar y añadimos poco a poco, el queso fresco líquido y los yogures sin dejar de batir. Guardamos todo en un sitio frío.
Para servir ponemos en un plato hondo las cerezas y encima de ellas en medio las crema de yogur y queso después de darle forma con dos cucharas para que quede más decorativo. Podemos decorar con unas hojitas de menta.

Espero que todo esté  a vuestro gusto y os animéis a probarlas, merecen la pena. Un saludo...



 

lunes, 22 de abril de 2013

Menús de temporada. Abril

Me gusta el mes de abril, porque es mi cumpleaños y porque ya se empieza a sentir que pronto llega el veranito. Y seguramente estaremos empezando a pensar en que hay que quitarse los kilillos que hemos cogido en invierno, así que aprovechando los productos de temporada, vamos a hacer un menú sin muchas calorías pero muy muy rico.
Tenmos una receta de berenjenas de primero, luego pez espada y para terminar un postre de nísperos.

Crema de berenjenas
  • 2 berenjenas
  • una patata
  • un puerro
  • un tomate maduro, pelado,sin pepitas y triturado
  • pimentón
  • queso para rallar
  • caldo de pollo
  • aceite y sal
Empezaremos por cortar las berenjenas, el puerro, la patata y el tomate en trozos pequeños o taquitos. Echamos en una cazuela un chorrito de aciete y ponemos a pochar el puerro. Añadimos las berenjenas y dejamos pochar ambas cosas unos 10 minutos removiendo de vez en cuando. Echamos la patata y dejamos que se siga haciendo todo 10 minutos más. Pasado este tiempo sazonamos y echamos el pimentón y el tomate, cubrimos con el caldo y dejamos cocer 20 minutos. Pasamos todo por la batidora y si fuera necesario por el chino. Ten en cuenta que debe quedarte con textura de crema. Justo antes de servir, rallamos por encima un poco de queso. Y a comer...Que aproveche...

Pez espada a la plancha con salsa
  • 1 rodajas de pez espada por persona (según el tamaño)
  • 200 gr de almejas
  • 200 gr de gambas peladas
  • nata líquida para cocinar
  • 1 vaso de vino blanco
  • sal
  • perejil
  • aceite
Primero hacemos la salsa poniendo un chorrito de aceite en una sarten y dorando el ajo cortado en láminas. Luego añadimos las almejas y rehogamos hasta que se abran. Cuando esten abierta, echamos las gambas y seguimos con el rehogado. Echamos 1/2 vaso del vino, el perejil y la nata y dejamos que rompa a hervir. Sazonamos y bajamos el fuego dejando que se cocine hasta que la salsa coja el espesor que nos guste. Debe quedar cremosa. Mientras sazonamos las rodajas de pez espada y las hacemos a la plancha por ambos lados. Servimos el pescado con la salsa echada por encima.
Y tenemos un segundo plato ligero y riquísimo...

Y de postre se me ha ocurrido que ya que va a llegar el calorcito podemos hacer un helado casero aprovechando una fruta de temporada, en este caso nísperos, que yo al menos los he descubierto hace poquito pero esta muy ricos tanto en mermelada como al natural.
  • 1 kg de nísperos
  • 1 limón
  • 4 huevos
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 250 ml de nata líquida
Lavamos muy bien los nísperos y los troceamos quitándoles el rabito y el hueso. Los ponemos en una fuente de horno cubiertos con el azúcar y bañados con el zumo de limón y los envolvemos en papel albal. Horneamos a temperatura media durante un cuarto de hora.
Mientras tanto montamos la nata, montamos las claras de huevo a punto de nieve y batimos las yemas. Cuando ya estén listos los nísperos los pasamos por la batidora y les añadimos primero las yemas, luego la nata y por último las claras mezclándo todo muy suavemente. Lo ponemos en un molde que tenga antiadherente y lo metemos en el congelador hasta que se congele.
Para servirlo, puedes cubrirlo con una cobertura de chocolate o espolverear algún fruto seco como almendras o avellanas molidas o acompáñalo con unas láminas de barquillo.
Y a disfrutar...
 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...